Fecha de emisión: 11 mayo 2019 Menges d´Andorra

CONSULTAR TARIFAS

Historia

MENGES D´ANDORRA. XICOIES- ESCUDELLA

 

Este 2019 comienza una nueva serie dedicada a PLATOS DE ANDORRA, se presenta en una hoja bloque con un fondo geométrico de colores alegres, a modo de un mantel original sobre el que aparecen dos sellos dedicados a las achicorias y la escudella emplatados y acompañados de los cubiertos para poder degustar estos platos tan característicos de Andorra. A través de la gastronomía se conoce a los pueblos, es otra manera de acercarse a la cultura y tradiciones de cada país por ello hemos querido conocer estos platos.

Platos de Andorra: Achicorias: La achicoria amarga (Taraxacum officinale) -diente de león, cama-roja, lletsó de asno, lucecitas, pixallits, muelas de vieja, lletissó de burro, llicsó y achicoria de burro- es una planta que se recoge directamente de la montaña y es una excelente variante para la ensalada. Su morfología es muy característica y fácil de reconocer, no suele superar el 40-50 centímetros de altura, pero sólo se encuentra en primavera. La achicoria es originaria de las zonas templadas de Eurasia, pero se puede encontrar en muchos lugares del mundo como especie neófita. Es una planta muy común en toda Europa, donde el Taraxacum officinale cuenta con unas 1.200 especies más, muy parecidas entre ellas. Crece en los bordes de los caminos, márgenes de bosques, prados, baldíos, campos y jardines, y es muy resistente. La planta entera es comestible. Las raíces son amargas, pero se comen crudas o hervidas, como aperitivo o acompañamiento. Sus hojas también tienen usos gastronómicos en toda Europa y se pueden comer crudas, por ejemplo, en ensalada, muy apreciada en Andorra, hervidas, fritas, en sopa, como relleno de raviolis o en tortilla. En la parroquia de Canillo es muy típica la ensalada de achicorias. La achicoria también se usa como planta medicinal desde la antigüedad. Por ejemplo, la infusión de las flores, o la mermelada que se hace, se utiliza para el dolor de garganta, comida directamente o azucarado una infusión o leche caliente, como miel.

Platos de Andorra: Escudella El contundente invierno de alta montaña tan propio del Principado de Andorra solo podía tener su contrapartida culinaria en la contundencia de uno de sus platos más tradicionales, como es la escudella. Una receta que forma parte de la cultura gastronómica del país y que se degusta en momentos especiales dentro del hogar, en reuniones familiares, o en multitud de festividades populares que se celebran en las parroquias de Andorra a lo largo del mes de enero.

La escudella es un plato de cuchara y puchero, de cocción lenta y contenida, sabrosa y nutritiva, de alto valor calórico y proteínico, para poder afrontar los rigores del inclemente frio, y es sobre todo, un festín para los comensales.

En su preparación intervienen una gran variedad de ingredientes, tanto vegetales como cárnicos, que pueden variar tanto en su composición como en su cantidad. Desde la carne de gallina, pollo, cerdo y ternera, también en forma de embutido como la butifarra o la donja, típica de Andorra; hortalizas como la col, el calabacín, la zanahoria o el apio y las legumbres, representadas por los garbanzos.

Es un guiso que constituye un menú completo, servido todo junto en la escudilla o en diferentes platos de carne y verdura, con el caldo en primer lugar. En Navidad, a la sopa se le añaden los tradicionales galets en un plato conocido también como sopa grossa.

Compartir: