Fecha de emisión: 05 noviembre 2020 Candidatura del patrimoni mundial de la UNESCO. Casa de la Vall

CONSULTAR TARIFAS

Historia

CANDIDATURA PATRIMONIO MUNDIAL DE LA UNESCO. Casa de la Vall

 

La Casa de la Vall es uno de los monumentos que integran la candidatura que presenta el Principado de Andorra para su inclusión en el listado de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Una candidatura multinacional, participada por Francia y España y liderada por el Principado, que busca el reconocimiento de una serie de sitios, diseminados entre los tres países, que han sido claves en la configuración histórica de Andorra, un proceso único dentro de la historia de la constitución política y territorial de Europa.

La emisión se forma de un motivo principal con el  sello de la Casa de la Vall, que está realizado con el procedimiento de calcografía de buril tradicional. Además del sello se incluyen 2 viñetas donde se reproducen dos grabados antiguos dedicados  al  castillo de Foix  (Francia) y a la catedral de la Seu d’Urgell (España).

La candidatura integra también otros enclaves de Andorra como las iglesias de Sant Joan de Caselles,  de Sant Romà de les Bons, Sant Martí de la Cortinada, Sant Climent de Pal, Santa Coloma, Sant Serni de Nagol  y Sant Miquel d’Engolasters, además de la Torre dels Moros de Encamp y de los yacimientos arqueológicos de El Roc d’Enclar y de La Margineda.

La Casa de la Vall constituye el monumento más representativo de la candidatura por ser la sede del Consell General, conocido en su origen como Consell de la Terra, actual parlamento con la potestad legislativa del Estado.

El edificio perteneció en sus orígenes a la familia Busquets, que lo construyo en 1580 como certifica el escudo que preside la entrada. En 1702, el Consell General adquirió el edificio donde estableció su sede y donde celebraba las reuniones de los representantes de las parroquias del país, además de ser también sede judicial. En 1962 se realizó una restauración del edificio para adecuarlo a las nuevas necesidades del Consell hasta que finalmente, en el año 2011, pudo trasladarse a un nuevo edificio, permaneciendo como sede histórica del Consell.

Compartir: