Fecha de emisión: 03 noviembre 2020 12 meses, 12 sellos. Murcia

CONSULTAR TARIFAS

Historia

12 MESES 12 SELLOS. Murcia

El último sello del año de la serie Doce Meses, Doce sellos está dedicado a la Región de Murcia. Un efecto en cuyo motivo, se sintetiza toda la riqueza que atesora y que es capaz de ofrecer a todo aquel que desee visitarla. La historia, la cultura, el arte y la gastronomía dan forma a las dos iniciales que se superponen a una panorámica de la Playa de Nares, en la bahía de Mazarrón, una de las múltiples playas que se pueden disfrutar en la Costa Cálida.

Los ecos del Reino de Murcia fluyen a través del legado que ha dejado su historia en la arquitectura sacra y militar que se puede visitar en la región.

De esta forma, en la primera inicial y rematando el primer trazo, se aprecia la torre del Santuario de la Virgen de las Huertas de Lorca, cuya primera edificación se remonta a finales del siglo XV. Arrasada por una riada el año 1.653, volvió a erigirse a mediados del siglo XVIII para llegar a ser una de las obras más sobresalientes del municipio.

Rematando el segundo trazo, se aprecia la torre del homenaje del castillo de Alhama. Fortaleza de frontera que lindaba con los Reinos de Granada y Aragón, tiene documentada las fases de ocupación musulmana hasta mediados del siglo XIII hasta que en el último tercio del siglo XIV, tanto el castillo como a villa de Alhama pasaron  a pertenecer como señorío a la familia Fajardo, junto con otras poblaciones de la Región.

La torre que se aprecia en la segunda inicial forma parte de la catedral Murcia, que gracias a sus 95 metros de altura, consigue ser una de la más alta de España. Su construcción dilatada a lo largo de los siglos, ha permitido que se superpongan diversos estilos  arquitectónicos sobre el original renacentista, como el barroco y el neoclásico, que otorgan a la torre su especial belleza y singularidad.

En la franja inferior a las dos iniciales, se reproducen algunas de las verduras y frutas que se cultivan en la huerta murciana, uno de los principales motores económicos de la región, al que hay sumar el sector vinícola, representado por la DOP vinos de Jumilla. Su elaboración a partir de la variedad Monastrell, le otorgan las notas de distinción a unos caldos que despuntan en los rosados y tintos.

La gastronomía de la Región se puede degustar también en su repostería, de la que sobresale el genuino y típico paparajote, una hoja de limonero rebozada en una masa de harina, huevo, leche y raspadura de limón que posteriormente se fríe y se espolvorea con canela y azúcar.

La franja inferior del sello de color carmesí, reproduce el color de la bandera de la Región de Murcia.

Compartir: