Fecha de emisión: 01 octubre 2020 12 meses, 12 sellos. Palencia

CONSULTAR TARIFAS

Historia

12 MESES 12 SELLOS. PALENCIA

La provincia de Palencia recibe el sello de la serie Doce Meses, Doce Sellos, con la inicial de la provincia formada por un mosaico de imágenes que resumen el arte, la arquitectura, la naturaleza y la gastronomía que se pueden disfrutar en la provincia.

El sello, tiene como fondo una imagen del Canal de Castilla, uno de los proyectos más importantes de la ingeniería civil de la España Ilustrada, iniciado a mediados del siglo XVIII por el Marqués de la Ensenada, durante el reinado de Fernando VI. El proyecto buscaba una vía fluvial de comunicación y transporte para solucionar el aislamiento que sufría la meseta castellana y leonesa. Es en gran medida navegable, ofreciéndose paseos en barco desde Herrera de Pisuerga en el barco Marqués de la Ensenada, cuyos pasamanos y aros salvavidas se pueden apreciar en el sello.

Una imagen del Cristo del Otero ocupa el trazo vertical del grafema. Obra del escultor Victorio Macho, fue construida en 1931, y desde sus más de 20 metros de altura, bendice la ciudad desde un cerro cercano.

El románico palentino no podía faltar en esta composición, representado por el capitel y fuste del Monasterio de San Andrés de Arroyo y por un detalle del arco de la portada Iglesia de Santa Eufemia de Cozuelos. El Monasterio, una abadía de monjas cistercienses, fue fundado en 1181 por la condesa Doña Mencía de Lara, y es un ejemplo refinado del arte cisterciense rural.

La iglesia de Santa Eufemia de Cozuelos, situada en el término de Olmos de Ojeda, alberga vestigios mozárabes, que fechan los orígenes del templo en el siglo X. La edificación actual es del siglo XII, siendo los únicos restos del que fuera Real Monasterio de Freiras Comendadoras de Santiago.

Los mosaicos que se pueden apreciar acompañando en su trazo vertical al Cristo del Otero, pertenecen  a la Villa Romana La Olmeda, una gran mansión rural del Bajo Imperio (s. IV d.C.) descubierta en 1968, con varios mosaicos polícromos que han logrado conservarse in situ.

La gastronomía que se puede degustar en la provincia, está representada por el plato típico del lechazo palentino, el asado de cordero lechal de la raza autóctona churra.

La banda inferior del sello de color morado, se corresponde con el color de la bandera de la provincia.

Compartir: