Fecha de emisión: 06 julio 2020 Literatura. Bibliobús

CONSULTAR TARIFAS

Historia

LITERATURA. BIBLIOBÚS.

Los sellos nos cuentan historias. En los sellos se recoge una vida, una hazaña, un momento.

Por todo ello, este sello dedicado al Bibliobús, lleva implícita una intrahistoria más especial si cabe.

Troquelado con forma de autobús, se presenta como un libro en el que, al pasar sus páginas, se pueden leer los títulos de maravillosas obras literarias como Ensayo sobre la ceguera de José Saramago, Cien años de Soledad de Gabriel García Márquez, las maravillosas aventuras de Mortadelo y Filemón de Francisco Ibáñez o El Principito del francés Antoine de Saint-Exupéry.

En estas páginas peculiares podemos ver imágenes de lectores de todas las edades disfrutando del placer de la lectura.

La idea del Bibliobús viene de mucho tiempo atrás, tiempo en el que el acceso a los libros era casi imposible y autobuses con cajas de libros llegaban adónde no era fácil llegar o animaban a los soldados en el frente.

Fue en 1953 cuando se inauguró el servicio de Bibliobús en Madrid, tal y como lo conocemos hoy y en 1970 empezó a operar por toda España.

“La biblioteca pública presta sus servicios sobre la base de la igualdad de acceso a todas las personas, independientemente de su edad, raza, sexo, religión, nacionalidad, idioma o condición social”, con esta premisa, la UNESCO, desde su manifiesto sobre las Bibliotecas Públicas, describe a la perfección el fin último del servicio protagonista de este sello.

De los 2.006 municipios españoles que visitan los 77 bibliobuses que recorren toda España, un 81% no supera los 1.000 habitantes, y de estos, el 68% cuenta con menos de 400.

La mayoría de estos pueblos no disponen de farmacia, consultorio médico o incluso, de tiendas o supermercados.

El acceso a la cultura y al entretenimiento que puede llegar a ofrecer una Biblioteca, se hace realidad gracias a este servicio, a este vehículo que unos días a la semana, llega cargado de sueños, aventuras e intrigas a muchos rincones de España.

Compartir: