Fecha de emisión: 19 marzo 2020 Patrimonio mundial. Arquitectura mudéjar de Aragón

CONSULTAR TARIFAS

Historia

PATRIMONIO MUNDIAL. ARQUITECTURA MUDÉJAR DE ARAGÓN

 

La Torre de El Salvador de Teruel es la protagonista de la hoja bloque que este años Correos emite dentro de la serie Patrimonio Mundial. Este mismo motivo es el que aparece en la moneda que se pone en circulación este año y que es precisamente la que representa el sello Patrimonio Mundial 2020.

La convivencia de “las tres culturas”, la musulmana, la cristiana y la judía en la Península Ibérica, dio lugar al conocido como Arte Mudéjar.

Dentro de este particular estilo, el mudéjar aragonés, presenta diferentes características que lo alejan de otros territorios como Castilla o Andalucía donde también existen numerosas manifestaciones de este estilo.

El empleo de materiales como el ladrillo, el yeso o la cerámica, considerados menos valiosos económicamente, unidos  a otros más sofisticados como usados para la ornamentación, dio lugar a una expresión plástica nueva y singular, que dejó construcciones tan impresionantes como la que queda representada en este sello.

Esta preciosa torre que forma parte de la iglesia de San Salvador de los Reyes fue declarada en 1986 Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO.

El cuerpo central de la torre ofrece la misma disposición de los alminares almohades a base de dos torres, una envolviendo a la otra, con los muros de la torre interior realizados en mortero de yeso.

En el exterior la cerámica aplicada sigue la tendencia formal de la Torre de San Martín, si bien con una mayor variedad de piezas y de menor formato. Las cerámicas se colorearon de verde con óxido de cobre, y de blanco con barniz de estaño, al tiempo que se vidriaban con barniz de plomo, desplegando un amplio repertorio de formas: azulejos cuadrados y romboides, platos y discos, espigas encajadas, columnillas, estrellas de ocho puntas.

Un año más, Correos emite un sello, enmarcado en una bonita hoja bloque, con el que pretende dar a conocer aquellos monumentos y rincones de España que tienen el honor de ostentar la calificación de Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Los sellos y, en este caso también las monedas, tienen la capacidad de viajar por el mundo y servir de escaparate al país que los emite y pone en circulación.

Compartir: