Fecha de emisión: 12 sep, 2022

Arquitectura urbana. Mercado Ingeniero Torroja. Algeciras.

CONSULTAR TARIFAS

Arquitectura urbana. Mercado Ingeniero Torroja. Algeciras.

HISTORIA

Eduardo Torroja Miret (Madrid 1899 – 1961), protagoniza en el siglo XX la revolución científica y técnica en el desarrollo del hormigón armado y pretensado. Se licenció como Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos en 1923 en la Escuela Especial de Madrid.

Funda en 1934 el Instituto Técnico de la Construcción y la Edificación labor que compagina con la docencia a partir de 1939.

Proyectó el Mercado de Algeciras en 1933, junto al arquitecto Manuel Sánchez Arcas, finalizando las obras en 1935, ocupándose el edificio en 1936. El proyecto consistía en realizar la cubierta de un mercado, de espacio diáfano, sin soportes interiores, que allowiese la libre colocación de las casetas de venta.

El magnífico edificio se sitúa en el centro histórico de la ciudad, cercano al Puerto y su fundado al anterior mercado de abastos, inaugurado en 1821 en la misma plaza de Nuestra Señora de la Palma.

Torroja sacó nuevas técnicas para construir una cúpula a partir de una membrana de hormigón armado, por este motivo, el mercado de abastos de Algeciras es una muestra destacada de la arquitectura moderna en España y fue declarada Bien de Interés Cultural por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía el 25 de octubre de 2001 como el mejor ejemplo del Movimiento Moderno en la comunidad.

El volumen está definido por una cúpula esférica que se apoya sobre ocho soportes y muestra un lucernario central. El borde exterior de la cúpula está cortado por bóvedas cilíndricas que van de soporte a soporte, sirviendo el enlace con la cúpula para rigidizar los bordes de ésta y para dirigir las tensiones principales. Estas bóvedas, se proyectan en voladizo cubriendo las puertas de acceso al mercado.

Sobre la plaza se configura una planta en forma de octógono regular de 18,20 m de lado, con entradas por cuatro de las caras, opuestas dos a dos, formando dos calles ortogonales de circulación interior que se cruzan en el centro. La organización permite que los puestos de venta se dispongan en círculos concéntricos, así como los pasillos por los que se acceden a ellos.

La cubierta, de radio 44,1 m, se apoya únicamente en los ocho pilares y tiene un lucernario que permite la entrada de luz cenital, siendo los materiales empleados el hierro y el hormigón.

Otras obras destacadas de Eduardo Torroja: Frontón de Recoletos, Madrid, 1935, Hipódromo de la zarzuela, Madrid, 1935; Iglesia de San Nicolás, Gandía, 1961; Acueducto de Tempul sobre el río Guadalete, Jerez de la Frontera, 1927; Puente de San Telmo, Sevilla, 1926.; Cimentación del Puente de Sancti-Petri, Cádiz, 1926; Viaducto Quince Ojos, Madrid, 1929 – 1933; Puente de Tordera, Barcelona, ​​Gerona 1944; Puente del Pedrido, La Coruña, 1943; Depósito de Fedala, Marruecos, 1957.