Fecha de emisión: 15 jul, 2024

Efemérides. Bicentenario del fallecimiento de Agustín de Betancourt.

CONSULTAR TARIFAS

Efemérides. Bicentenario del fallecimiento de Agustín de Betancourt.

HISTORIA

Agustín de Betancourt nació en 1758 en el Puerto de la Cruz del tinerfeño valle de la Orotava. Permaneció en la isla, hasta que a los veinte años llega a Madrid para formarse en los Reales Estudios de San Isidro, donde brilló en matemáticas y física, y en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, donde adquirió gran destreza en el dibujo.

Completó su formación en la escuela de Ponts et Chaussées de París con grandes profesores como Perronet, Prony y Monge, de los que aprendió el modelo de enseñanza francés que posteriormente trasladó a España. Antes, junto con el equipo de pensionados españoles en Francia, que él dirigía, formó una colección de planos, maquetas y modelos que, una vez en Madrid, constituyó el Real Gabinete de Máquinas, germen de la Escuela de Ingenieros de Caminos y Canales, que fundó en 1802.

En 1799, había impulsado la creación de la profesión de Ingenieros de Caminos y Canales y de la Inspección de Caminos y Canales que él mismo transformó en 1803 en el Cuerpo de Ingenieros de Caminos y Canales.

A lo largo de su vida fueron muchas sus aportaciones a la técnica, con inventos propios o perfeccionamientos de otros: la máquina de vapor de doble efecto, el telégrafo óptico, la esclusa de émbolo buzo y el globo aerostático, entre otros. También es autor de documentos de extraordinario valor, como las memorias sobre las minas de Almadén, el informe sobre el Canal Imperial y, sobre todo, el Ensayo sobre la composición de las máquinas, que está considerado como el primer tratado mundial de cinemática.

En 1808, como consecuencia de la incierta situación política en España entra al servicio del zar Alejandro I y pronto funda el Instituto de Vías de Comunicación. La etapa rusa es la de plenitud como ingeniero, dejándonos obras como el Picadero de Moscú, la feria de Nizhni Nóvgorod, varios puentes, la fábrica de cañones de Kazán y la draga de Krondstadt, así como valiosas aportaciones para la catedral de S. Isaac en San Petersburgo.

Desde el 14 de julio de 1824 reposa en el cementerio de San Petersburgo, junto con su hija Carolina y cerca del gran matemático Leonhard Euler.

El sello conmemora el 200 aniversario del fallecimiento de este gran ingeniero de la Ilustración.