Fecha de emisión: 22 jul, 2024

Camino de Santiago. Fiestas del Apóstol de Santiago de Compostela.

CONSULTAR TARIFAS

Camino de Santiago. Fiestas del Apóstol de Santiago de Compostela.

HISTORIA

El origen de la festividad de Santiago data del siglo XI, cuando la liturgia romana estableció el 25 de julio como día de Santiago Apóstol.

Hasta entonces, el día de Santiago se venía celebrando el 30 de diciembre, pero tras el cambio de fecha, se pasaría a conmemorar a finales de año la Traslación, es decir, el traslado del Apóstol quien, tras ser decapitado en Jerusalén, fue transportado hasta lo que sería la ciudad de Santiago de Compostela,  que se convirtió en uno de los lugares de peregrinación más importantes del mundo.

Con el paso del tiempo, este día, se fue afianzando entre los peregrinos a la ciudad gallega como el día en el que podían obtener el perdón de todos sus pecados.

Además, cuando esta fecha coincidía en domingo, esa indulgencia se extendía a todo el año, convirtiéndose en Año Santo Compostelano, de los que se tiene referencia escrita entre los siglos XIV y XV y que ha llegado hasta nuestros días.

El 25 de julio se celebra España el día de su patrón y, en la ciudad de Santiago de Compostela, se celebra la ofrenda al Apóstol.

Hay referencias documentales de los siglos XVII y XVIII, en las que a que aparece que ya entonces, se lanzaban cohetes al cielo e, incluso, se realizaba la quema de un castillo, algo que ha derivado actualmente, la víspera de la fiesta grande, cuando la plaza del Obradoiro se cubre de fuegos artificiales acompañados de impactantes proyecciones y espectáculos audiovisuales sobre las fachadas de la catedral y otros edificios históricos de alrededor.

Siguiendo su compromiso con el Camino de Santiago, Correos emite un nuevo sello, en este caso, dedicado a la festividad de Santiago Apóstol.

El sello, cuyo troquel tiene la forma de la famosa viera del camino, recoge una imagen de la catedral vista desde un rincón del Parque de la Alameda, concretamente, desde una de las fuentes del mismo donde se puede disfrutar de una de las más bellas vistas de la ciudad, como se puede apreciar en la perspectiva de la hoja bloque que enmarca el sello.