Fecha de emisión: 22 abr, 2024

Capital española de la gastronomía 2024. Oviedo.

CONSULTAR TARIFAS

Capital española de la gastronomía 2024. Oviedo.

HISTORIA

Tomando el relevo de Cuenca, Oviedo recibe el nombramiento de Capital española de la Gastronomía 2024.

No hay visita a Asturias, ni a Oviedo, que sea completa sin probar un buen plato de fabada.

Para hablar de la gastronomía asturiana, debemos mentar su plato más insigne. Está compuesta, esencialmente, de Faba Asturiana IGP y su "compango", es decir: el embutido que la acompaña: chorizo, tocino y morcilla. Se trata de un manjar muy apreciado por asturianos y visitantes, emblema de la Asturias rural y estandarte de nuestra cocina.

No hay historia sin filatelia. Los sellos han representado hazañas históricas, artísticas, culturales y gastronómicas convirtiéndose en testigos de lo más destacado de las últimas décadas.

Así, el sello que conmemora el nombramiento de Oviedo como Capital Española de la Gastronomía de 2024, tiene como protagonista la fabada.

Un plato en el que está presente nuestro campo, a través de la faba, nuestras tradiciones, presentes en la elaboración del embutido que la acompaña, nuestro pasado, por ser un plato familiar y de festejo, nuestra hospitalidad, en la mezcla que denominamos "compango" y nuestro futuro, pues la cocina de vanguardia se asienta sobre los guisos tradicionales.

Oviedo tiene mucha historia, y la gastronomía es un hilo conductor perfecto para recorrer la capital del Principado. Desde bien temprano se puede palpar el sentir de la ciudad en el Mercado del Fontán, desde donde salen pescados, carnes o quesos, o frutas y verduras de productores locales y KM0 para buena parte de los restaurantes de la ciudad. Cada barrio, cada calle, cada esquina, alberga una historia que queremos contar.

Oviedo combina naturaleza, patrimonio, cultura y gastronomía. Tenemos tradición e historia, recetas únicas, guisanderas, escanciadores, quesos, sidras, productos de la huerta ... Oviedo ocupa un puesto principal en muchas disciplinas gracias a los premios Princesa de Asturias, a la Ópera, a festivales, y ahora, con la calidad de nuestros productos, el saber hacer de nuestras gentes y la profesionalidad de nuestra hostelería, impulsa con fuerza la gastronomía.