Fecha de emisión: 04 ene, 2024

Turismo. Turismo de negocios.

COMPRAR SELLO
CONSULTAR TARIFAS

Turismo. Turismo de negocios.

HISTORIA

Un año más, Correos emite los dos sellos enmarcados en la serie Turismo, el primero dedicado al turismo de ocio, recoge una ilustración que muestra diferentes personas, relajadas en la terminal de un aeropuerto, preparados para disfrutar de sus vacaciones. El turismo de ocio se erige como una fuerza vital en la industria turística, ofreciendo a viajeros la oportunidad de explorar, relajarse y sumergirse en experiencias enriquecedoras. Destinos turísticos alrededor del mundo compiten para atraer a aquellos que buscan escapar de la rutina diaria y disfrutar de momentos de felicidad.

Desde paraísos exóticos hasta lugares históricos, el turismo de ocio abarca una amplia gama de opciones, desde playas paradisíacas hasta ciudades vibrantes, parques naturales y sitios culturales. Estos destinos se esfuerzan por ofrecer actividades diversas, como turismo gastronómico, aventuras al aire libre, eventos culturales y opciones de entretenimiento, para satisfacer los gustos y preferencias de los turistas.

El sello dedicado al turismo de negocios sitúa la acción también en un aeropuerto, donde una mujer camina con su teléfono móvil y un maletín ejecutivo. El turismo de negocios ha experimentado un notable crecimiento en los últimos años, convirtiéndose en una parte integral del sector turístico global. Este fenómeno no solo impulsa la economía de destinos específicos, sino que también facilita el intercambio de conocimientos y la colaboración a nivel internacional.

Las ciudades que destacan en el turismo de negocios ofrecen infraestructuras modernas, centros de convenciones de vanguardia y una amplia gama de servicios orientados a satisfacer las necesidades de los viajeros de negocios. Además de las reuniones y conferencias, el turismo de negocios abarca eventos corporativos, ferias comerciales y actividades de networking, que contribuyen al desarrollo económico y fortalecen las relaciones comerciales. 

En resumen, el turismo de ocio se centra en ofrecer experiencias enriquecedoras y diversión frente al el turismo de negocios que se orienta hacia la realización de actividades comerciales y profesionales, priorizando reuniones, conferencias y colaboraciones empresariales.